Relacionado con contenidos contraculturales y con el control total del autor sobre su libertad de expresión, el fanzine se posicionó a lo largo del tiempo como una oportunidad rápida y fácil para compartir material.

Paula Scher, una de las diseñadoras gráficas más influyentes del mundo desde hace más de cuatro décadas. Estudió Ilustración pero como ella misma aclara “se enamoró de una forma inesperada de la tipografía”.