Con el auge del 3D estan apareciendo nuevos programas con cada vez mejores resultados y más simples de utilizar, que cualquiera puede crear un sistema teniendo en cuenta todos los aspectos incluso la tipografía.

Casi la mayoría de las personas, desde muy temprana edad somos introducidas a la técnica del collage. Pero es en esta época de modernismo que el collage ha ido mucho más allá de la simple técnica de cortar y pegar y ahora involucra a casi todos los medios relacionados con el diseño, desde el foto montaje hasta la manipulación digital.

Pensamos la gráfica, la paleta, etc., y después nos inventamos una excusa que justifique las decisiones. Esto no está mal en muchos casos y cada uno tiene sus métodos a la hora de trabajar. Pero crear una voz y una serie de argumentos desde los cuales hablar a nuestro comitente puede ayudarnos a profundizar nuestra idea y hacerla más fuerte. ¿Por qué? Porque esa identidad le va a dar poder a nuestro trabajo, nos va a servir de fundamentos, de disparadores, nos va a ayudar a acotar decisiones y darles más peso, y va a aportarnos esa singularidad que nos hace nosotros y nos diferencia de otra idea.

En 1981 Music Television (MTV) aparece en la grilla de televisión por cable como primer canal en transmitir videoclips 24/7. Dirigido a jóvenes adultos y adolescentes, necesita una imagen como su público: joven, impredecible, rebelde, volátil y con toda la onda. ¿Cómo se las arreglaron? Empleando un sistema abierto con la mutabilidad como concepto clave.

Reflexiones sobre la importancia de un Sistema de Identidad Visual; y de como se construye.
El 80% de la información que nuestro cerebro recibe a diario entra por los ojos. En un mundo de comunicación visual masiva, donde lo que aparenta es lo que cuenta. Las formas, los colores, las imágenes, importan tanto o más que las letras.