Categorías

Tipografía y Composición

#Niunamenos: La Pandemia frena todo menos los femicidios

Así como crecen los casos de coronavirus en el país, también aumenta la violencia machista hacia las mujeres, trans y travestis. Desde el 2015, el movimiento social reúne voluntades feministas para sentenciar que es inaceptable seguir contando mujeres asesinadas por el hecho de ser mujeres o cuerpos disidentes. Este año, la pandemia no fue una excusa para seguir luchando por nuestros derechos y por las que ya no están.
Intervención terminada en Bernal, barrio de Quilmes.

Durante el mes de junio, desde la Secretaría de Mujeres y Diversidades, la Dirección de Arte Público y Muralismo de la Subsecretaría de Culturas de la Municipalidad de Quilmes a cargo del ilustrador Leandro Cepeda, se realizaron intervenciones en muros vacíos en distintos barrios del municipio, visibilizando el aumento de víctimas de violencia de género en esta coyuntura de pandemia y aislamiento obligatorio. “Desde el 3 de junio de 2015 venimos poniendo el cuerpo en las calles y el corazón en cada acto, en este día tan especial para la mujeres. Hoy nos toca quedarnos en casa pero la lucha no frena.” afirmó Mayra Mendoza, intendenta de Quilmes. Este activismo tipográfico en el espacio público, quiso hacer visible la lucha del Ni una menos, que tiene como único protagonista el nombre de la lucha acompañado por los colores característicos que acompañan el movimiento.

“La palabra es el mayor contenedor de significado, la importancia que tiene en un contexto socio-cultural como el nuestro es fundamental para dar una batalla cultural en el espacio urbano, no hay mejor manera de conocer una lengua y una cultura que a través de sus palabras.”

Nos explicó Leandro Cepeda, Director de Arte Público y Muralismo de Quilmes.

Con respecto a la tipografía, se utilizaron fuentes Sans Serif (palo seco), adaptándolas a los formatos de las paredes pero sin deformar los caracteres. Por lo general estas tipografías se caracterizan como modernas, de buen contraste y sumamente legibles. La búsqueda era el impacto de estas palabras y que el concepto sea de fácil reconocimiento. Las relaciones espaciales de interletra e interpalabra son nulos lo cual hace más rica la operación. Se crearon llenos y vacíos para lograr un contraste tipográfico y el poco aire entre los caracteres ayuda a una resolución más sencilla al momento de realizar el mural. Podemos agregar que la tipografía elegida, tiene características muy similares al logo que representa el Ni una menos.

El tamaño de la pieza está condicionado al tamaño del muro divisor entre la calle y las vías del tren el cual tiene 1,40 m de largo aproximadamente. Se encuentra contenido por los márgenes superiores e inferiores de este muro permitiendo una buena visibilidad desde diferentes puntos de vista para el usuario que pasa por la zona caminando o en algún tipo de vehículo. La estructura de la pieza está formada por líneas perpendiculares entre sí, separadas por el ancho de cada letra. La interpalabra se diferencia no por una cuestión de espacio sino por una cuestión de croma ya que cada palabra tiene el fondo pintado e intercalado entre el verde o el violeta.

Time Lapse del proceso

“El uso de vacíos es por varias razones: el juego del contraste tipográfico y el uso de los caracteres comprimidos ayuda a la resolución sencilla de los murales. En el mural hubo manos que colaboraron que no son artistas plásticxs y era una forma de agilizar el proceso de trabajo.

Nos contó Leandro en una breve entrevista que le realizamos.

Esta pieza, más allá de ser realizada para un mural, también es una manera de seguir luchando, manifestándonos y haciéndonos escuchar aún en una pandemia donde los femicidios no cesaron, al contrario, aumentaron los casos de mujeres, trans y travestis muertas.

“En una sociedad red donde la conectividad es un rasgo central, los movimientos sociales ya no pueden entenderse solamente como manifestaciones en el espacio público sino que deben empezar a pensarse como procesos que se complejizan y adquieren nuevas lógicas en el ámbito de la virtualidad.” 

Ravazzoli, I. (2018, octubre). Un análisis de las particularidades del activismo gráfico en el marco del movimiento UBA de Pie. AREA, (24), pp. 265-279

Desde nuestro punto de vista, estamos viviendo una sociedad cada vez más conectada a las redes sociales y vemos que el mural también es una manera de que una pared pintada llegue a las redes y sea compartida entre las pibas que seguimos pidiendo justicia al Estado, que los vecinos de los barrios de Quilmes sigan teniendo presente el mensaje de Ni una menos, aún en en este contexto de pandemia.

Fuentes
+ https://www.cpbnoticias.com/archivos/12388
+ https://www.google.com/maps/d/u/0/viewer?hl=es&mid=1Meu4WucoJwoKwpcKEEoMTQlS-0Zcumrq&ll=-34.73487092634878%2C-58.27661837888184&z=13
+ https://www.myfonts.com/fonts/linotype/neue-helvetica?tab=licensing
+ https://area.fadu.uba.ar/wp-content/uploads/AREA24/AREA24_Ravazzoli.pdf