Categorías

Tipografía y Concepto o mensaje

Permitamos el autocultivo: es cuestión de calidad de vida

El autocultivo del cannabis y falencias en la ley 27350.

Elegimos esta pieza porque nos pareció una problemática interesante para abordar, ya que se trata de la calidad de vida de muchas personas, entre ellos niños. Nos llama mucho la atención que esta problemática aún no esté resuelta porque aborda el sufrimiento de todas aquellas personas que padecen enfermedades, y gracias al consumo del cannabis podrían reducir sus dolores. Una de las problemáticas que presenta, es el alto valor que tienen los aceites y las cremas de cannabis, no son muy accesibles y tampoco fáciles de conseguir. Si bien en Argentina el cannabis medicinal es técnicamente legal desde el 2017 (ley 27350), la ley existente no satisfacía en absoluto las necesidades de los pacientes. Por el contrario, su falta de claridad generaba un vacío legal que los obligaba a seguir en la clandestinidad o directamente a no obtener su tratamiento.

La organización Mamá Cultiva Argentina se formó en el año 2016, cuando un grupo de mujeres madres de hijos con diferentes condiciones de salud se encontraron para exigir la legalidad de la actividad que ya realizaban, el autocultivo y cultivo solidario de cannabis para la salud, que les brindó lo que la medicina alopática no pudo, calidad de vida y dignidad para ellos. La pieza elegida es la tapa del libro, creada por la organización, en la cual se busca desarrollar y transmitir el concepto de la fundación. Nace en un contexto en el cual el uso de cannabis se encuentra prohibido y lucha por la legalización de este, para su consumo terapéutico y la concientización sobre todos los beneficios que aporta.

En 2020, se creó un proyecto de reforma que permitirá, entre otras cosas, el autocultivo de marihuana medicinal y la producción en farmacias de aceites, tópicos y cremas derivados de la planta. Además, garantizará el acceso a esta medicina a todos los pacientes de manera gratuita. Esto es sin importar que carezcan de obra social o cobertura privada.

En teoría, el gobierno nacional permitirá el autocultivo de marihuana, ya sea personal o en red, a todo paciente, investigador o usuario que se registre en el REPROCANN (el Programa Nacional de Cannabis). Los datos de las personas registradas se mantendrán en la más estricta confidencialidad. Además, todavía no se conoce información sobre el límite de cantidad de plantas permitidas.

Lo cierto es que desde Reprocann entienden que la nueva reforma respecto a la ley del cannabis medicinal sólo contempla la creación de un registro de usuarios. “¿Cuál es el beneficio para las madres, para nuestros hijos y para tantas personas que tienen dolencias estar en un registro?. “Queremos que nos autoricen el cultivo solidario, el autocultivo y para el que no pueda cultivar, que la medicación esté en las farmacias” “Es desconocer la historia de las madres que fuimos perseguidas y que vemos como nuestros hijos nos reconocen, dejan de convulsionar y mejoran. Después de esa lucha, es una falta de respeto que no se avance en la ordenanza; queremos un permiso para cultivar”, reiteró.

Se trata de su vida.

Esta pieza está dirigida a un público interesado en los beneficios del uso medicinal del cannabis, todos aquellos con enfermedades o problemas que el aceite pueda ayudar, los interesados en el tema, y puntualmente hacia las autoridades encargadas de habilitar la legalización de la marihuana para uso medicinal. 

La pieza consta del texto principal que es el nombre de la fundación “mamá cultiva”, el eje central de la organización de la información; está escrito con letra manuscrita, ya que intenta transmitir la idea de que fue escrita por un niño. Esta tipografía cumple un rol estructurante en la pieza, responde a criterios funcionales de lectura y jerarquización. Los textos secundarios presentes (Raleway y Calibri) responden a la estructura vertical de la pieza. Las tipografías elegidas, Sans Serif y de trazo uniforme, guardan alta relación con la identidad del logo, ya que este fue creado bajo los conceptos de simpleza, eficacia y rápida comprensión. De la misma manera, la contención en página y espacios blancos generados contribuyen a esta idea de una comunicación eficaz. 

Podemos observar entonces, una relación evidente entre el concepto y los recursos gráficos utilizados, la composición y fundamentalmente la tipografía cumplen un rol fundamental para la transmisión del mensaje que la organización quiere comunicar, porque es simple de comprender y tiene pocos elementos.

Otras piezas de Mamá Cultiva Argentina :

Ficha técnica

Tema abordado

Impulsar el uso de cannabis medicinal y legalizar el autocultivo

Tipo de pieza

diseño grafico

Contexto de producción

Esta pieza se creó para Mamá Cultiva Argentina, el objetivo es informar y promover el autocultivo y la regulación del cannabis para la salud como forma de acceso a esta terapia. El autocultivo, el cultivo solidario y el cultivo comunitario. Con ellos se ayudaría a quienes necesitan acceder a una mejor calidad de vida a través de las terapias con marihuana.

Forma de producción

Impreso, digital

Año de producción

2018

País de producción

Argentina

Autoría de la pieza

Coco Cerrella

Ficha tipográfica

Tipografías utilizadas

Esta pieza contiene tipografía manuscrita para el título y logo, y tipografías sans serif para la información secundaria (Raleway y Calibri)

Clasificación

La tipografía principal es manuscrita, busca dar a entender que está escrito por un niño, generando el clima que busca transmitir la organización "Mamá cultiva". Las tipografías secundarias son sans serif grotescas.

Año de producción

2018

Lugar de producción

Buenos Aires, Argentina

Autoría de la fuente

Coco Cerrella