Categorías

Tipografía y Concepto o mensaje

¡La salud no es un juguete!

El Etiquetado Frontal es un instrumento que garantiza información clara y real a lxs consumidorxs sobre el exceso de los ingredientes perjudiciales para la salud que se encuentran en los productos. Esta Ley es urgente porque la alimentación y la salud están profundamente conectadas. La salud no es un hecho individual, sino poblacional. El 68% de la población mayor a 18 años tiene exceso de peso y un 58% de la población argentina tiene una alimentación insuficiente en nutrientes.

Esta pieza surge en un contexto en el cual se está tratando la Ley de Etiquetado Frontal en el Congreso, después de muchos años. La misma, pertenece a una serie de al menos tres piezas, en las cuales se muestra el uso excesivo del azúcar y la sal, tanto en bebidas como en comidas. Forman parte de una campaña realizada por FAGRAN (Federación Argentina de Graduados en Nutrición). Esta campaña es de información y concientización sobre el uso excesivo de ciertos ingredientes perjudiciales para la salud. A su vez, la Ley se está tratando en el contexto de la pandemia y eso es importante debido a que las personas que padecen las Enfermedades No Transmisibles (diabetes, cáncer, hipertensión arterial, etc.) son en general, población de riesgo ante el COVID-19.

La pieza está dirigida a toda la sociedad sin discrimar géneros, edades o clases sociales. Todxs somos consumidorxs de los productos encontrados en cualquier supermercado o tienda de alimentos. Es una campaña que se da en las redes porque es donde más llegada se tiene a toda la población.
Es una pieza digital, pero podría también ser impresa ya que la tipografía empleada se puede adaptar a ambos usos: impreso o digital. Al ser digital, los costos son bastantes bajos, es más bien una pieza económica. Además, al estar dirigida a toda la población, debe ser algo claro y sencillo para ser entendido con facilidad.

Imagen 3 de la campaña de FAGRAN “Etiquetado YA”.

Hay mucha desinformación en el tema: la gente no sabe qué está consumiendo. La pieza presenta una postura evidente ya que es indudable la problemática sobre la que trata. El mensaje que brinda es claro y conciso, entendible por todxs. El octógono negro que se muestra es el etiquetado que se propone incorporar en el frente de los productos con altos contenido de ciertas sustancias perjudiciales para nuestra salud. El etiquetado muestra la realidad del contenido de los productos y no lo que muestran las publicidades.
El diálogo que se establece con los destinatarios es chocante, abrupto, ya que la frase empleada es cruda y clara, lo que provoca cierta incomodidad al lector. Es un golpe de realidad. El fin es que lxs destinatarixs se informen en cuanto al contenido real de los productos que consumen a diario. Se intenta también sumar gente a la causa, al ser una problemática que es transversal a todxs. Exigimos una Ley de #EtiquetadoClaroYa.