Categorías

Tipografía y Composición

Nosotros somos el poder.

Hasta el día de hoy, uno de los movimientos artísticos y políticos más relevantes de la historia fue el Mayo Francés de 1968. Fue un suceso que también incluyó a América Latina como “sujeto tercermundista de vocación revolucionaria y voz colectiva”. Este emprendimiento, también congregó artistas argentinos, que residían en París, entre ellos, Julio Le Parc. Le Parc recuerda que “Dar forma visual a las consignas para que fuesen atractivas en las calles o en las fábricas era todo un desafío. Había que inventar imágenes que golpeasen” (Le Parc 1995).

La pieza elegida, conocida como Capital, alude a las luchas de los obreros en 1968. Es una huelga contra el capitalismo, la clase obrera destruyendo el capital. Los diseñadores del ‘68 toman la propuesta surrealista antecesora: “Transformar la vida y cambiar el mundo”, y proponen cambiar al mundo con una fuerte crítica al sistema.

En cuanto a la composición de la pieza observamos a la tipografía sometida a una lógica compositiva que se relaciona directamente con el mensaje que quiere transmitir. Los elementos principales están agrupados en la esquina superior izquierda. Es una pieza simple con pocos elementos que forman un todo y tienen una jerarquía total. Estos elementos son simples y la visibilidad/legibilidad es clara, directa. No se reconocen diferentes tipos de fuentes o recursos tipográficos, solo caligrafía para representar una palabra (la única parte tipográfica del afiche). Podríamos decir, en cuanto a la estructura, que tiene ejes verticales, la composición atrae hacia abajo, reforzando la idea de golpe o aplastamiento. Los márgenes se respetan, la imagen se ve completa y no hay cortes. La técnica de impresión de serigrafía condiciona la apariencia del cartel.

Se ejerce una acción sobre la palabra para transmitir un mensaje específico: el hundimiento del capital a manos de la clase obrera. Se utiliza la iconografía tradicional de la herrería y tipografía ilustrada. Existe una convivencia entre elementos, la tipografía aplastada da énfasis y realza la presencia del martillo y la acción del mismo. La ilustración estructura y modela el mensaje. La pieza es monocromática, negra. El color y la técnica utilizada se relaciona directamente con la impresión de serigrafía que hace uso de una sola tinta. El afiche contempla esta limitación y la potencia en sus formas simples y contundentes.

BIBLIOGRAFIA
• ISABEL; Plante y VALERIA; Manzano, ―El sello argentino en el Mayo francés‖, en http://revistaanfibia.com/ensayo/sello-argentino-mayo-frances/
• LORENA; Seoane, ―Artistas argentinos en Francia y la situación del arte local‖, en http://www.laizquierdadiario.com/Artistas-argentinos-en-Francia-y-la-situacion-del-arte-local ,Viernes 25 de mayo de 2018