“En una época donde la imagen ha contaminado todo, hay cientos y miles de imágenes que contaminan la vida cotidiana. La imágen televisiva, en la calle, en los periódicos, en la escuela… la fotografía esta perfectamente hecha. Pienso que hay que recuperar el espacio de la palabra.”
J.C. Romero

En épocas del mundial todos somos hinchas del país al que pertenecemos, pero también estamos los fanáticos de la tipografía.
Cada copa del mundo tuvo cambios y características especificas determinadas, por el contexto que vivía el país que hospedaba a los hinchas de todo el mundo. A su vez, los afiches mundialistas también sufrieron estos cambios.

Hoy en día es usual toparnos con cuadros decorativos o publicaciones en diversas redes con la leyenda “Keep Calm and…” seguida por todo tipo de acciones, desde graciosas como “hug a panda”, persuasivas y combinadas con eslóganes conocidos como “Do it”, hasta todo tipo de frases motivacionales como “never give up”. Esta frase y esta tipografía son ampliamente comercializadas a nivel mundial.
Lo que la gran mayoría no conoce es su verdadero origen…