El universo de revistas independientes es infinito, recorre múltiples caminos tanto en su creación como distribución y sus temáticas van desde el arrabal hasta la industria de los brillos y los flashes, atravesando la discusiones políticas, teóricas, de género y una larga lista de etcéteras. Pero como en todo proyecto auto-gestionado, existen piedras en el camino. En este post del tipoblog me adentré un poco en el universo de las publicaciones independientes para poder conocer cuáles son las problemáticas que las rodean, cuáles son las convocatorias que tiene el estado para financiar este tipo de proyectos y qué medios disponemos para distribuirlos y darlos a conocer. 

La portada de la revista es algo sumamente importante a la hora de imprimir revistas y ponerlas a la venta, dado que es la principal forma que tenemos para llegar a nuestros potenciales clientes.
Básicamente podríamos decir que es lo primero que ven los lectores cuando se encuentran con nuestra revista, y dependiendo del diseño de la portada (especialmente si es o no llamativo, y si sus contenidos le interesan), finalmente la tomará en sus manos y aumentará la probabilidad de que pueda o no comprarla.

Muchas veces esta decisión es por la última en la que pensamos que debemos preocuparnos. Sin embargo, tiene un rol muy importante, ya que define el acabado de nuestra revista, su calidad y nos limita a tomar ciertas decisiones a la hora de diseñarla. Conocer los distintos tipos del papel te ayuda a elegir el mejor para tu revista. Del tipo de papel utilizado dependerá que la calidad de impresión pueda ser o no la adecuada, y sobretodo establece la durabilidad temporal del mismo.

Agotados de que los medios hegemónicos promuevan el miedo, la discriminación, la xenofobia y los clasifiquen de “ladrones”, una comunidad vecinal de la Villa Zavaleta creó un medio que se autogestiona, es partidaria del anonimato, no acepta publicidad para mantenerse independiente de las empresas, apuesta al compromiso social mediante el “espíritu colectivo”. La revista “La Garganta Poderosa”, es un grito contado desde abajo pero que hace ruido en lo mas alto.

Facundo Carman, un gran politólogo del país, es el coleccionista más importante de revistas políticas argentinas. La mayoría de su colección corresponde al período de la resistencia peronista, cuando estas publicaciones eran ilegales y reprimidas.

Refugió de periodistas inquietos, información, opinión, criterio y riesgo marcando líneas editoriales, nos permiten visualizar un mundo donde internet y los quioscos de revistas siguen conviviendo.